En la zona que abarca las sierras rondeñas la fauna está bien representada. Sus joyas faunísticas son : la cabra montés en las cumbres, y algunas águilas: la real y  la  imperial, en algunas ocasiones.

El genero  faunístico  mejor representado es el de las aves, entre las que encontramos: las águilas real y perdicera, el gavilán, el halcón peregrino, y el cernícalo entre los depredadores diurnos y el búho real, el cárabo, el búho chico, el mochuelo y la lechuza entre los nocturnos. También podemos observar una gran variedad de pájaros de pequeño y mediano tamaño. En las zonas altas es fácil ver al treparriscos, la collalba negra y al  acentor. En primavera  y verano es frecuente oír el canto del cuco.

Entre los mamíferos hay que destacar, además de la cabra montes, al gato montés, la comadreja,  el zorro, el meloncillo y últimamente al jabalí. También, de forma ocasional, podemos observar al muflón y al gamo. En algunas cuevas es fácil observar diversos tipos de murciélagos.

En anfibios destaca el sapo común, la rana común, el sapito pintojo, la salamandra y el tritón jaspeado.

Entre los insectos hay que destacar por su incidencia en las masas boscosas a la procesionaria